¿CÓMO FUNCIONA EL PROCESO DE IMPRESIÓN DE CÉLULAS SOLARES FRAUNHOFER?

¿CÓMO FUNCIONA EL PROCESO DE IMPRESIÓN DE CÉLULAS SOLARES FRAUNHOFER?

Producción de células solares de alto nivel

En colaboración con Asys Automatisierungssysteme GmbH, el Fraunhofer ISE ha desarrollado un proceso para metalizar células solares de silicio. Con la ayuda de este proceso, es posible producir células solares en un sistema de alto rendimiento en una fracción del tiempo anterior. Lo que beneficia sobre todo a los mayores fabricantes de módulos solares. El revestimiento se realiza con los procesos de serigrafía rotativa e impresión flexográfica.
El sistema, denominado Rock-Star, funciona una vez y media más rápido que otros sistemas, con un rendimiento de hasta 8000 piezas por hora. También se pueden utilizar piezas para otros ámbitos, como la electrónica de potencia, la tecnología del hidrógeno y la tecnología de sensores. El tiempo del ciclo se reduce a sólo 0,6 segundos por célula solar, lo que supone una enorme mejora en la gestión del tiempo en comparación con los 0,9 segundos anteriores en el proceso de serigrafía plana.

Función del sistema

La línea cuenta con un sistema de transporte de alto rendimiento completamente nuevo. Durante la producción de los componentes, éstos se transportan en lanzaderas a gran velocidad y precisión pasando por unidades de impresión fabricadas por Gallus Ferd Rüesch AG, una empresa de ingeniería mecánica de Suiza, y se recubren en el proceso.
Se puede añadir una unidad de serigrafía rotativa y una unidad de impresión flexográfica. Algunos procesos de impresión y recubrimiento, como la impresión en huecograbado, también pueden integrarse gracias a su diseño. De este modo, los componentes pueden ser transportados a 600 mm/s y ser impresos con precisión. Al metalizar las células solares, las barras colectoras y las rejillas de las células se fijan a la célula solar mediante serigrafía.

Historia del Instituto Fraunhofer

El Instituto Fraunhofer de Sistemas de Energía Solar pertenece a la Fraunhofer-Gesellschaft zur Förderung der angewandten Forschung e.V. (Sociedad Fraunhofer para el Fomento de la Investigación Aplicada) y está situado en Friburgo de Brisgovia. Fue fundada en 1981 por Adolf Goetzberger. En 1983 se desarrolló el primer inversor ISE totalmente electrónico. En 1986 se creó aquí el primer producto en serie con un colector fluorescente para el suministro de energía, y en 1989 se inauguró el primer laboratorio de sala blanca para el desarrollo de células solares. Desde 1998, también se fabrican capas absorbentes solares selectivas para colectores solares térmicos.
En general, el instituto se dedica a la investigación aplicada y al desarrollo en ingeniería y ciencias naturales en el campo de la tecnología solar y la fotovoltaica. En Gelsenkirchen hay un centro externo que produce células solares. El instituto es el mayor instituto de investigación solar de Europa, con más de 1.100 empleados y un presupuesto de aproximadamente 83,5 millones de euros.

El Instituto Frauenhofer cuenta con 66 sedes y más de 22.000 empleados en Alemania. La instalación Rock-Star fue fundada por el Dr. Florian Clement, que es el jefe del Departamento de Tecnología de Estructuración y Producción y Metalización del Fraunhofer ISE, y ha sido su director desde su creación.

Historia de ASYS Automatisierungssysteme GmbH

ASYS Automatisierungssysteme GmbH fue fundada en 1992 como empresa de ingeniería mecánica en Dornstadt por Werner Kreibl y Klaus Mang. Entre otras cosas, produce impresoras de plantillas y pantallas, que se utilizan para recubrir placas de circuitos impresos con pasta de soldadura y células solares con pasta de metalización. La empresa también produce sistemas de manipulación para la fabricación de productos electrónicos y tecnología de automatización para las industrias de tecnología médica y farmacéutica. La facturación de ASYS Automatisierungs- GmbH es de aproximadamente 151 millones de euros al año. La empresa da empleo a unas 1.300 personas y cubre aproximadamente el 75% de la línea de producción SMT.

Contribución a la protección del clima

Con las células solares, que ahora se pueden producir mucho más rápido, se puede reducir el cambio climático al menos ligeramente. En este caso se utiliza electricidad renovable en lugar de recurrir a fuentes de energía convencionales y no renovables, como el petróleo o el gas, cuyo uso genera más dióxido de carbono en la atmósfera que la electricidad renovable. Por supuesto, la producción acelerada de células solares es sólo una pequeña contribución a la protección del clima. Pero si cada vez más gente se pasa a las células solares, el efecto aumentaría día a día. Así, con una participación suficiente, podría bastar para ralentizar o incluso detener el cambio climático provocado por el hombre.
Revolución en la producción de células solares: la planta Rock-Star
Con sus breves tiempos de producción y su elevado ritmo de producción, la planta Rock-Star es un activo en la producción de células solares y acelera así la producción de células solares en Alemania y en todo el mundo. Con sus células solares y otros productos, contribuye de forma nada desdeñable a la estabilización sostenible del clima, convirtiéndose así en un verdadero activo para el mundo.

Photo by Andres Siimon on Unsplash


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.