Construcción híbrida de madera: Definición, ejemplos, ventajas

Construcción híbrida de madera: Definición, ejemplos, ventajas

La madera como material de construcción ha sido utilizada por el ser humano para la construcción de casas desde el principio de los tiempos. La madera es fácil de trabajar y convive con sus condiciones. Las casas de madera tienen un encanto incomparable y son propiedades residenciales muy solicitadas. Sin embargo, la construcción de madera pura está limitada en sus dimensiones permitidas, hasta cinco pisos están aprobados. Todo lo que sea superior resulta problemático para la construcción en madera. Las razones para ello radican en la normativa de protección contra incendios y en la estática. Sin embargo, desde 2008 existe una solución inteligente e innovadora para los nuevos edificios de seis o más plantas. El método de construcción híbrido combina la madera con diferentes materiales como el acero, el hormigón, el aluminio y los paneles de fibra de yeso. ¡Viva la «cooperación», incluso entre materiales!

Buenas razones para la mezcla de materiales

Sin embargo, la aprobación legal de un edificio no es la única razón por la que se prefiere el método de construcción híbrido. Las ventajas económicas en la construcción de la casa son las que convencen a constructores y arquitectos. La madera es un material de construcción muy popular y fácil de trabajar. En combinación con el hormigón armado, puede ser aún más resistente. El ingeniero de estructuras sigue recomendando el uso del hormigón para los techos y los cimientos, pero en el futuro podrá recurrir cada vez más a las mezclas de materiales, ya que los máximos logros técnicos en el desarrollo de elementos prefabricados de madera hacen posible nuevas construcciones. Pero no sólo la mezcla de madera y hormigón ha dado lugar a los edificios ultramodernos de los últimos años; la producción innovadora de la industria maderera también contribuye a que la madera sea estable en las alturas. El material recibe entonces nombres como madera laminada cruzada o madera estructural maciza. Se caracteriza por las propiedades especiales del material. Otra ventaja del método de construcción combinada es el factor tiempo. La fase de construcción se acorta gracias a la prefabricación. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el grupo de planificación requiere más tiempo de antelación. En cualquier caso, la construcción híbrida con madera es respetuosa con el medio ambiente. Al fin y al cabo, el uso de este material ahorra arena como valiosa materia prima. En cuanto a los valores de aislamiento acústico requeridos y a la precisión en la fabricación de determinados componentes, el método de construcción híbrido con madera también es ventajoso. La reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero ya se ha demostrado. Por último, hay que mencionar el clima interior y el aspecto de bienestar, criterios importantes para los ocupantes.

Ejemplos vivos

El método de construcción híbrido con madera cuenta ahora con un gran número de ejemplos vivos. Se pueden encontrar en todo el mundo. Por ejemplo, en Viena, 24 pisos de altura significan algo menos de 85 metros, en Noruega, un metro y medio más que en Viena y éste también se considera el edificio híbrido de madera más alto del mundo. Se inauguró en 2019. Ese mismo año se terminaron los edificios residenciales de Berlin-Adlershof. Tres años antes ya hubo un proyecto de éxito en Canadá, una residencia de estudiantes hecha con elementos de madera, y en 2021 Pforzheim se alza con sus orgullosos 45 metros. La construcción híbrida en madera no sólo es una alternativa innovadora a los estilos convencionales, sino que esta forma de construcción recuerda a un modo de vida natural, da a los residentes una sensación positiva con respecto al futuro, ya que se practica una gestión sostenible y la conciencia está en armonía con la experiencia. Vivir con madera responde a las ideas del ciudadano concienciado con el medio ambiente, ya que este material de construcción consume mucha menos energía para su producción que el acero. Por ello, muchos promotores de proyectos en Alemania están estudiando este nuevo concepto de vivienda.

Mezcla – ¿pero cómo?

La madera suele utilizarse para la envoltura del edificio, el hormigón da estabilidad a los techos y al hueco del ascensor. En algunos proyectos también se utilizan techos compuestos de madera-hormigón. Las partes de madera que soportan la carga están reforzadas con acero o revestidas con paneles de fibra de yeso. A veces, la fachada se sostiene con lana de roca y la escalera es de hormigón armado. También se utiliza hormigón para las líneas técnicas y todo el núcleo de suministro, lo que hace que esta zona sensible sea ignífuga. El sótano y el garaje son en su mayoría de hormigón. Como se ha elegido un revestimiento de madera para la fachada, el observador tiene la impresión de que la estructura es puramente una casa de madera. Y el aspecto de los interiores también recuerda a la construcción en madera pura. La ley de construcción no especifica qué material se utiliza en un edificio, sino que depende de la experiencia del arquitecto y de la imaginación y la billetera del constructor.

Económico, ¿pero por qué?

El dióxido de carbono se ahorra por toneladas, por un lado durante la producción, pero también porque la propia madera almacena dióxido de carbono. El ahorro de costes gracias a la precisión de la preconstrucción, la mejora de la tecnología de climatización y la rapidez de la producción hacen que este método de construcción sea prometedor para el futuro. Una fase de construcción acortada supone un alivio para todos los implicados. Una serie de edificios construidos con métodos de construcción híbridos de madera cuentan como casas energéticamente eficientes y pueden optar a subvenciones bancarias. Construir con madera y hormigón o aluminio también tiene otro efecto positivo. Como hay menos polvo y ruido durante la fase de construcción, este método de construcción es cada vez más popular. Debido al escaso peso muerto de la madera, ya no se necesita mucha maquinaria pesada y la flexibilidad de su funcionamiento permite cambiar de plano y de construcción. Los techos compuestos de madera y hormigón, por ejemplo, pueden ser deconstruidos. El ahorro que suponen las construcciones de entramado de madera conlleva una mayor superficie bruta y, en conjunto, esto suele significar un piso más. Y los pisos creados por la construcción híbrida de madera siguen siendo asequibles para todos los residentes.

Photo by Linus Mimietz on Unsplash


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.